Ambiente

Agua

Junín es parte de la zona de amortiguamiento de la Reserva Ecológica Cotacachi-Cayapas. En todo el lugar nacen quebradas que en la parte baja se unen para conformar el Río Junín, el principal afluente del Río Chalguayaco. El proyecto minero Llurimagua al abarcar la zona de recarga hídrica de la cuenca del Río Chalguayaco. “Contaminará el agua de las zonas bajas al desarrollar actividades propias de la actividad minera como son: tala de bosques, contaminación de agua, trabajos que provocan deslizamiento de tierra y arrastre de sedimentos, ruido que ahuyenta a fauna propia del lugar”, comenta Gloria Chicaiza, miembro de Acción Ecológica.

El agua del río Junín presenta altas concentraciones en cobre (Cu), manganeso(Mn), zinc (Zn), arsénico (As) y molibdeno (Mo), según William Sacher, especialista en recursos hídricos que realizó un informe de monitoreo de agua en la zona, asegura que, «existe una correlación muy marcada entre la reanudación de los trabajos de exploración minera de Enami-Codelo y la degradación de la calidad de las aguas del río Junín”.  Sacher argumenta que la degradación se nota en el aumento de la conductividad de las agua cerca de las plataformas de exploración construidas por las empresas mineras. El aumento de conductividad “se debe probablemente a una mayor presencia de materiales arcillosos y ferruginosos y a sólidos disueltos en general en el agua; aumento provocado por la remoción de materiales que implica las actividades exploración, tales como la apertura de trochas, la tala de árboles, los derrumbes accidentales y posiblemente una mala gestión de los desechos líquidos generados por las perforaciones de los pozos de exploración».

Bosque

Junín alberga un bosque nublado, ecosistema que cuenta con numerosas especies endémicas y amenazadas por el cambio climático, la tala y quema de bosques. Junto con todo el norte de Íntag, Junín forma parte del área de amortiguamiento de la Reserva Ecológica Cotacachi-Cayapas que, dentro del Sistema Nacional de Áreas Protegidas es una de las que más tipos de ecosistemas alberga: desde páramos y bosques montanos, hasta bosques húmedos tropicales en una transición entre Sierra y Costa. La Reserva hace parte del Corredor Bosque nublado en Junín y los Andes Tropicales, dos de los 35 hotspot del mundo.